Refinar

Agotado
Marca
Abajo
Color
Abajo
Ordenar por
Abajo
Lo sentimos, no hay productos que coincidan con su búsqueda.

Comprar Correctores de maquillaje

Comprar correctores de maquillaje es escoger a nuestros mejores aliados a la hora de camuflar imperfecciones, rojeces o pequeños granitos pero ¿por qué hay varios colores de correctores de maquillaje? y ¿Cómo se usa correctamente?

Te lo contamos ahora.

Qué son los correctores de maquillaje

La función de los correctores de maquillaje es, como su propio nombre indica, ayudar a disimular, ocultar o cubrir pequeñas imperfecciones, cicatrices, marcas de acné, manchas, ojeras, en definitiva, todas aquellas imperfecciones de nuestro rostro que, de cara a maquillarnos, queramos cubrir para que no sean tan notorias.

¿Cómo usar (bien) el corrector de maquillaje?

Todos sabemos que un buen corrector marca la diferencia entre un maquillaje perfecto y uno con imperfecciones pero, ¿Cómo se aplica correctamente el corrector de maquillaje para conseguir el acabado impoluto que deseamos?

El primer paso es sin duda escoger el tono de corrector adecuado. Normalmente existe la creencia de que lo más indicado es escoger un tono más claro que la base de maquillaje o que nuestra propia piel para tapar las manchas o las ojeras, pero, ¡error! de esta forma acentuamos el color de la ojera consiguiendo justo el efecto contrario al deseado.

Para evitar este error, se debe escoger un tono de corrector que neutralice la imperfección que deseamos cubrir, por ejemplo, si la imperfección es una ojera oscura, el color indicado para cubrirla es naranja, si es violeta, el tono perfecto para darle cobertura es el amarillento, de esta forma conseguimos que contraste con nuestro tono de piel para su posterior cobertura.

¿Cuándo se aplica el corrector?

El corrector se aplica después de aplicar la base, de lo contrario éste se borrará con la base encima.

¡Recuerda! No por aplicar más cantidad consigues una mejor cobertura, si tras aplicar el corrector notas que aún se ve la imperfección que estás tratando de cubrir, puedes aplicar otra pequeña capa.

Para aplicarlo correctamente, hazlo dando ligeros golpecitos para difuminarlo, con movimientos circulares para evitar que marque arruguitas, cuando lo aplicas en las ojeras, hazlo en forma de triángulo invertido usando los mismos toquecitos.

Para finalizar, recuerda sellar el producto con polvos traslúcidos.

Tipos de corrector de maquillaje

Correctores líquidos

Los correctores de maquillaje líquidos tienen una cobertura media debido a su textura fluida, son usados para cubrir las ojeras o pequeñas imperfecciones, son fáciles de usar, pero se desaconseja su uso para pieles grasas. Nuestro corrector líquido de maquillaje recomendado es sin duda el Camouflage con acabado mate de Essence.

Correctores de maquillaje en barra

El corrector de maquillaje en barra es mucho más denso y tiene una capacidad de cobertura mucho mayor que la de los correctores líquidos, es importante que se aplique la cantidad justa o se secará y se marcarán líneas en nuestra piel. 

Los correctores de maquillaje en barra, como el de Rimmel London, tienen una larga duración y están desaconsejados para pieles secas porque pueden darse marcas en el acabado debido a la poca hidratación de la piel.

Correctores en crema

Este tipo de correctores de maquillaje es el punto intermedio entre el líquido y en barra y por lo general, en su composición lleva ingredientes hidratantes lo que hace de estos correctores de maquillaje la combinación perfecta para usarlos como correctores de ojeras.

Además, su textura permite difuminarlos más fácilmente por el contorno de los ojos por ello son ideales tanto para ojeras como para imperfecciones más notorias.

Correctores en lápiz

Este corrector de maquillaje está pensado para la corrección de imperfecciones muy localizadas y pequeñas.

Su textura es cremosa, si bien es cierto que hay algunos que no logran dicha textura.

Corrector en mousse

La textura del corrector de maquillaje en mousse es ligera, al contacto con nuestra piel se convierte en polvo y tiene una cobertura media baja.

Corrector de maquillaje en polvo

El corrector de maquillaje en polvo es la opción perfecta para las pieles grasas.

Aporta una cobertura media, su textura es ligera y sirve para camuflar pequeñas imperfecciones.

Correctores de maquillaje: Colores y uso

Los correctores de maquillaje de colores realmente son precorrectores ya que se aplican primero pero sobre ellos se aplica o bien un corrector de color natural, o bien el propio maquillaje que se vaya a usar.

Corrector beige

Los correctores de maquillaje en tonos beige son los más versátiles ya que neutralizan la mayoría de manchas de nuestra piel. 

Si lo que queremos es cubrir manchas debes escoger un tono de corrector beige más claro que el de tu piel.

Correctores de maquillaje verdes

Si las rojeces de tu piel quieres cubrir el corrector de maquillaje verde debes elegir. Los correctores de maquillaje verdes serán nuestros aliados para tapar manchas, granitos, marcas, cicatrices o para la rosácea. Un ejemplo perfecto de este tipo de correctores es el de Sleek Lifeproof colour corrector. 

Correctores rosas

El corrector rosa sirve para neutralizar tonos verdes, por ejemplo, venitas en el rostro cuyo tono sea verdoso.

Correctores de maquillaje lila o púrpura

Al igual que el rosa, el corrector de maquillaje lila o púrpura sirve para corregir las manchas en tonos verdosos como pequeños moratones, venitas, etc.

También sirven para la piel amarillenta, granitos amarillos e imperfecciones que sean de color marrón.

Corrector amarillo de maquillaje

El corrector de maquillaje amarillo es el aliado perfecto para ocultar nuestras ojeras. Sirve para neutralizar los tonos morados o cualquier marca que haya tomado dicho color.

Corrector de maquillaje azul

Para corregir manchas amarillas, el corrector azul es el ideal.

Corrector naranja

El corrector naranja corrige ojeras azuladas o grises y manchas oscuras en el rostro.

Corrector blanco

El corrector de maquillaje blanco se usa sobre todo para dar luz y volumen al rostro, por eso hay que evitar usarlo sobre imperfecciones o sobre las ojeras ya que éste las acentuaría.

¿Cuál es el color de corrector para las ojeras? Trucos para corregir las imperfecciones

Cuando hablamos de correctores de maquillaje lo primero que se nos viene a la cabeza son los correctores de ojeras.

Pero, ¿sabes cómo es el corrector de ojeras perfecto?

En primer lugar, para saber qué corrector de ojeras es el ideal para ti debes saber qué color es el adecuado para corregir las ojeras.

Aunque hay maquilladores profesionales que hacen verdaderas maravillas sólo con un poco de maquillaje y consiguen tapar tus ojeras, lo cierto es que para neutralizarlas y que no terminen apareciendo bajo nuestro maquillaje, antes de la base debemos aplicar un corrector de ojeras amarillo.

Pero ¿Qué otras imperfecciones cubren los correctores de maquillaje?

Marcas: Para corregir marcas el corrector perfecto es el lila o púrpura que ayuda a crear contraste y tapar la imperfección.

Granos: Para corregir los granos, pese a que frente al volumen no se puede hacer nada, para disimular su rojez se puede usar un lápiz corrector del mismo color que la piel o bien en color verde para disimular la rojez.

Algunos de éstos suelen contener agentes antibacterianos y queratolíticos como el ácido salicílico que secan el grano o lo curan.

Para la vista cansada es recomendable aplicar un iluminador fluido en la cuenca del ojo, además de sombras nacaradas en el lagrimal y al final de las cejas para alargar la mirada.

En cuanto a las manchas y ojeras aplica el precorrector del color correspondiente y pon después tu base.

Compra tu corrector de maquillaje perfecto en Maquilleo

¡¡¡Llegó el momento de nuestras recomendaciones!!!

Sin duda uno de nuestros favoritos es el borrador de Maybelline, con 6 tonos distintos y una buena cobertura es un must en nuestro neceser de maquillaje.

Otra opción ideal es el corrector líquido Camouflage de Catrice, económico e ideal para cubrir las imperfecciones.