Elegir un producto de higiene íntima que se adapte a nuestro ciclo menstrual y circunstancias no siempre es fácil. A las tradicionales compresas y tampones se han unido nuevas alternativas. Las bragas menstruales o la copa menstrual se han convertido en otra opción igual de válida que los más tradicionales. Hoy vamos a profundizar en la copa menstrual. ¡La información es poder! Hay que conocer bien todas las alternativas para decantarnos por la mejor. ¿Cómo funciona? La copa menstrual se encaja en la vagina y recoge la sangre de la menstruación. Al contrario que otros productos de higiene íntima, la copa es reutilizable. La copa no absorbe la sangre sino que la deja contenida en su interior hasta que se extrae y se deshecha el líquido.

1. CÓMO ELEGIR LA TALLA

La copa menstrual dispone de diferentes tallas que se adaptan a diferentes mujeres, circunstancias y rangos de edad. Pero, ¿Cómo sé cuál es mi talla? Es muy fácil teniendo en cuenta algunos parámetros sencillos podrás averiguarlo de forma rápida y acertada. RECUERDA que cada mujer y cada vagina son diferentes por mucho que existan normas generales te damos estos prácticos consejos que pueden guiarte a la hora de elegir pero no es una ciencia exacta. En este caso la talla de la copa no depende de que tu flujo menstrual sea mayor o menor. ¡Te sorprenderá ver lo poco que sangras en comparación a lo que veías en los tampones! Con dos preguntas puedes encontrar tu talla: - Parto: Si no has tenido nunca un parto vaginal, o has tenido un parto por cesárea sin dilatación te corresponderá la talla S. si acabas de dar a luz deberás consultar con tu médico para saber cuando puedes usar la copa. -Edad: La edad importa a la hora de elegir la talla. Si eres menor de 30 tu talla será la pequeña. En cambio a partir de los 30 se recomienda usar la talla grande. Las mayoría de las marcas que comercializan la copa menstrual suelen tener dos tallas por lo que resulta fácil seleccionar la que mas se adapte a ti. Aquí te mostramos dos copas disponibles en nuestra web Maquilleo : Pelvicup ATENCIÓN Los deportes de impacto, los problemas de salud o los ejercicios de suelo pélvico pueden variar la flexibilidad de tus paredes vaginales. (Puedes hacer deporte con la copa puesta). En esos casos puedes consultar con tu ginecólogo para asegurarte de acertar con la talla.

2. ¿CÓMO SE COLOCA LA COPA MENSTRUAL?

¿Es la primera vez que vas a usar la copa menstrual? ¿Te parece complicada de colocar y por eso has optado por descartarla? Siguiendo unos sencillos pasos puedes superar con éxito el temido momento de cada mes. El primer paso a la hora de hacerte con una copa menstrual y llegado el momento de la menstruación es esterilizar la copa. Prepara un recipiente con agua y cuando este hirviendo introduce la copa. Asegúrate de usar suficiente agua y de que la copa no se quede pegada al fondo. Pasados entre 3-5 minutos tu copa estará esterilizada y lista para ser usada. ¡Importante! En primer lugar usa agua tibia y un jabón suave sin perfumes para desinfectar tus manos. 3º Relájate, busca una posición que te resulte cómoda para la colocación. Puedes agacharte, colocar un pie en el inodoro, sentarte o simplemente ponerte de pie. Existen varias formas de doblar la copa para introducirla, prueba cual es la que mejor te funciona: Inserta la copa doblada en la vagina, cuando la copa esté dentro retira tus dedos. Debes asegurarte de que la copa este bien desplegada tocando la base que deberá quedar en forma redonda u ovalada. Si con tu dedo notas algún pliegue significa que no está bien colocada. Puedes intentar tirar suavemente del extremo del tirador, si notas resistencia es que se ha creado un vacío y que por tanto está bien colocada.
Guía de uso de la copa menstrual Guía de uso de la copa menstrual
5º Extracción: Es uno de los momentos más temidos a la hora de usar la copa menstrual ¡Vamos a perderle el miedo! Colócate en una posición cómoda, de cuclillas puede ser una buena opción ya que de forma natural va a favorecer que los músculos presionen la copa hacia el exterior y puedas sacarla correctamente. Un truco muy práctico es buscar el tirador que nos sirve de referencia para localizar la copa. OJO solo para localizar, no sirve para extraerla. Cuando tengas el tirador localizado, sube los dedos hacia la base de la copa, ejerce presión para apretar y deshacer el vacío. Es importante que aprietes con fuerza la base de la copa y a continuación la extraigas diagonalmente ya que nuestra vagina esta ligeramente inclinada. Por último vacía el contenido de la copa, enjuágala y vuelve a colocarla. ¡Cuidado! Te recomendamos que no esperes a que la copa este totalmente llena para cambiarla porque puede complicarse la extracción y podrías mancharte al deshacer el vacío. ¡Paciencia! No te desesperes, las primeras veces te costará habituarte a la colocación y extracción de la copa pero todo es cuestión de práctica.

3- ¿CADA CUÁNTO CAMBIO LA COPA?

La primera o primeras veces que uses la copa te servirán de ensayo-error para conocer tu sangrado día a día. Aunque puedes llevarla puesta hasta 12 horas lo ideal es que las primeras veces empieces por cambiarla cada 4 horas, así vas calculando cada cuánto puedes retirarla y verás la cantidad de flujo menstrual que va acumulando. Se recomienda cambiar la copa cuando esté llena tres cuartos como mucho porque al apretar la base para extraerla, la sangre subirá y puede desbordarse. Puedes usar la copa mientras duermes, mientras haces deporte (incluso actividades acuáticas) sin ningún tipo de problema. Comprueba que no haya fugas para asegurarte de que puedes estar cómoda y sin pérdidas.

4- BENEFICIOS DE LA COPA MENSTRUAL

Pero, ¿por qué elegir la copa menstrual en lugar de otros productos de higiene íntima? Salud: La copa menstrual suele estar hecha de silicona o plástico quirúrgico. Ambos son materiales inertes por lo que los gérmenes no pueden acumularse en ellos y por tanto no interfieren en el PH vaginal y no hay riesgo de infecciones. Comodidad: Puedes llevar la copa menstrual hasta 12 horas seguidas y olvidarte de que la llevas puesta. Al contrario que otros métodos de higiene íntima, la copa no necesita ser cambiada cada pocas horas. Económica: Los productos de higiene íntima se caracterizan por un precio elevado que hay que pagar si o si cada mes. Al adquirir la copa haces una pequeña inversión que amortizas al poco tiempo ya que su vida útil es de hasta 10 años. ¡Se acabo tener que salir corriendo al supermercado cada mes! Ecológica: Es la opción que menos deshechos genera y menos impacto en el medio ambiente. Cada vez son más las chicas que eligen la copa, si todavía no te has animado a probarla esperamos que con este post y nuestros consejos encuentres en la copa menstrual otra alternativa para tus productos de higiene íntima.
Maquilleo

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados