Seguro que te has planteado hacerte un cambio de look y has pensado en teñirte el pelo de mil maneras diferentes. La pregunta del millón: ¿Cómo lo hago? Es importante saber qué tipo de cabello y qué tipo de tinte tenemos que elegir según nuestras necesidades y el resultado que deseamos obtener. No es lo mismo si deseas cubrir las canas de tu cabello que cambiar el tono de forma temporal o permanente. Con unos sencillos pasos puedes conseguir el resultado profesional que deseas sin castigar tu cabello y lo mejor: ¡hacerlo desde casa!

¿QUÉ NECESITO SABER PARA APLICARME EL TINTE EN CASA?

1. UTENSILIOS

Si es la primera vez que te atreves a hacerte un cambio de look casero debes tener en cuenta los utensilios básicos para aplicar el tinte. Aunque muchos productos de coloración vienen con unas completas instrucciones o incluso con los utensilios incluidos te vamos a hacer unas sencillas recomendaciones:
  • Guantes
  • Un peine: para cepillar tu cabello y hacer las divisiones del pelo
  • Un recipiente o bote para aplicarlo
  • Una brocha: para extender el producto por el cabello
  • Una capa o toalla: para proteger la ropa y la piel

2. ¿QUÉ SIGNIFICA LA NUMERACIÓN DEL TINTE?

A la hora de escoger un tinte siempre oímos hablar de números y puede que esto cree un poco de confusión. Es fundamental identificar cual es nuestro tono natural y cual queremos seleccionar. La numeración viene normalmente formada por dos números separados por un punto. El primer número se refiere a la intensidad del color y se gradúa en número del 1 al 10 según la intensidad. El número 1 corresponde al negro y el 10 al rubio platino. El segundo número corresponde al matiz o reflejo del tinte. Es muy importante prestar atención también a este segundo digito ya que un matiz mal escogido puede determinar el resultado final de nuestra coloración. Recuerda que el resultado final depende del color natural de nuestro cabello y que no debemos fijarnos en las fotos del envase o en publicidad que puede llevar a engaños de como resultará el tinte en nuestro pelo. ¡Cada cabello es un mundo! Nunca quedará igual un tono en dos cabellos diferentes porque además de nuestro color de pelo influye la porosidad y si previamente se ha realizado algún tratamiento químico o tinte.
Tinte Guía de la numeración de los tintes

3. CÓMO APLICAR EL TINTE PASO A PASO

Aunque cada cabello y cada tinte es diferente, en general, es importante que el día que decidas teñirte no tengas el pelo limpio porque la capa de aceites naturales que producen las raíces mantienen la melena protegida y permiten que el color se adhiera mejor. Cepilla el pelo suavemente de raíces a puntas para desenredar y luego aplica vaselina o aceite protector en el contorno del rostro para evitar que se impregne la piel y queden las antiestéticas manchas que resultan tan difíciles de quitar. El siguiente paso es mezclar los productos que vengan en nuestro tinte aunque eso dependerá del tipo de coloración y de lo pasos que requiera. Lo más común es que los dos productos se mezclen en un bote con aplicador para facilitar el reparto del tinte por todo el pelo. ¡Llega el momento! Divide el cabello en secciones pequeñas con ayuda del peine y vierte una línea de tinte en una partición del cabello desde delante hacia atrás. Se comienza por las raíces y se va deslizando el producto hacia las puntas cubriendo cada mechón de manera uniforme. Dependiendo del tipo de coloración habrá que esperar una duración determinada que se indicará en el envase del producto. Enjuaga el cabello e intenta que el último enjuague sea con agua fría para sellar la cutícula del pelo y hacer que el color y el brillo se mantengan intactos.

TIPOS DE COLORACIÓN:

COLORACIÓN PERMANENTE:

La coloración permanente penetra en las capas más profundas de las fibras capilares por lo que resulta muy efectiva para cubrir canas o para aclarar u oscurecer el tono del cabello. Aunque lo ideal es no subir ni bajar más de dos tonos del nuestro actual, lo cierto es que a veces nos apetece un cambio más notable. En el caso de querer aclarar el tono, lo más recomendable es hacerlo de forma gradual para no castigar el cabello e ir consiguiendo el resultado deseado con el paso del tiempo. Cuando decides seleccionar un tinte porque quieres cubrir tus canas debes tener en cuenta que las canas no tienen melanina y por tanto el agarre del tinte será menor. Por eso es tan importante decidir cuál es el propósito de nuestra coloración y saber que necesita nuestro cabello.
tinte canas Coloración permanente y canas
Hay que tener en cuenta que los tintes más efectivos para cubrir canas son los permanentes. En cambio, los tintes temporales y los baños de color no logran cubrir las canas sino más bien aportar brillo y reavivar el color. Si el objetivo fundamental de tu coloración es cubrir el tono de tus canas lo ideal es que escojas un tono ligeramente más claro a tu base natural para que cuando crezca, el color de tu raíz no sea tan diferente al del resto de la melena. Si lo que quieres es un retoque instantáneo o no tienes tiempo de aplicarte el tinte tienes otras alternativas para cubrir momentáneamente tus canas: TINTE VEGETAL O SEMI PERMANENTE El tinte vegetal es una alternativa para los cabellos que no tengan canas y desean darle un color más vivo o brillante. Aportan color a la melena sin dañarla, respetando su estructura natural y mejorando la fibra capilar. Además su resultado es más duradero ya que no genera efecto raíz al eliminarse de forma gradual con los lavados. El tinte vegetal es también llamado semi permanente porque no contiene amoniaco y tiene una duración corta de entre 6 y 12 lavados. El tinte se va yendo poco a poco sin dejar el antiestético efecto raíz. Este tipo de tinte no aclara el tono, ni cubre las canas pero es ideal para darle fuerza y brillo a todo tipo de cabellos porque no los perjudica ni es agresivo con el cuero cabelludo.

TINTE FANTASÍA

A la hora de aplicar un tinte fantasía debemos tener en cuenta varios factores. En primer lugar es difícil conseguir que los colores fantasía sean perceptibles en los cabellos oscuros. Si este es tu caso deberías realizarte previamente una decoloración.
Tips para los tintes fantasía Tips para los tintes fantasía
Si tu cabello es claro o ya lo tenías previamente decolorado puedes aplicarte un tinte fantasía. Debes tener en cuenta que los tonos fantasía duran menos porque los tonos vivos se van perdiendo gradualmente con los lavados y requiere un mantenimiento y cuidados más específicos. ¡No olvides hidratar tu cabello! Si te realizas una decoloración es fundamental hidratar en profundidad. Cualquier tinte reseca el cabello pero, la decoloración es un proceso agresivo que requiere de atención y mantenimiento extra. En definitiva, si sometemos nuestro cabello a cualquier proceso químico debemos cuidarlo e hidratarlo en profundidad. Si nuestro pelo es frágil y quebradizo es aún más importante para que siga creciendo fuerte. ¡OJO! Te recomendamos que antes de aplicar algún tinte realices la prueba de la alergia para evitar cualquier reacción adversa. Para ello debes aplicar una pequeña cantidad de tinte sobre la piel y dejarla 48 horas sin aclarar para comprobar que no hay ningún efecto negativo. Teniendo en cuenta estos consejos básicos puedes llevar a cabo ese cambio de look que llevas tanto tiempo pensando. ¡Atrévete!
Maquilleo

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados