¡Brocha aquí y brocha allá. Maquíllate, maquíllate!

Seguramente estemos ya familiarizadas con la palabra “brocha” dentro del mundo del maquillaje. Y no solo eso, sino que, gracias a las redes sociales, conocemos los miles de tipos de brochas que existen. Pero, ¿Tienes claro para qué se utiliza cada brocha? ¿No? Te lo contamos brevemente para que saques el máximo partido a tu look. Podemos agruparla por diferentes grupos:
  1. Corte de Pelo
  2. Longitud
  3. Tamaño
  4. Zonas del rostro.
Aunque la agrupación más conocida es por corte de pelo o zonas del rostro. Así que vamos a profundizar más sobre estas dos clasificaciones.

CORTE DE PELO

Corte plano: Son las más indicadas para aplicar bases de maquillaje, tanto en polvo como en crema. Gracias a su forma plana consigue difuminar, sin dejar líneas ni marcas, la base de maquillaje. De esta forma el producto se aprovecha mucho mejor y el acabado es súper natural, creando una segunda piel lisa y homogénea. Corte redondeado: Con estas brochas vamos a coger de forma precisa y eficiente el maquillaje en polvo necesario, sin derroches ni excesos. Es la ideal para aplicar polvos bronceadores e iluminadores, y una gran aliada para las técnicas de contour y baking. Utilízala también para tu colorete, es suave y difumina perfectamente. Terminación en punta: Con ellas vamos a aplicar de forma precisa el corrector y, en un momento dado, también el contorno (aunque este último lo difuminaremos con la brocha de corte redondeado). Es muy útil para zonas que requieran más precisión, como el contorno del ojo, lo que la hace ideal para correctores. Biselada: Gracias a su corte en diagonal, estas brochas nos ayudan a abarcar cualquier rincón del rostro, incluso el más inaccesible. Ayuda a extender el maquillaje perfectamente sobre las zonas que no son planas, como la nariz, y con su corte fino podremos maquillar de forma eficiente el contorno del rostro. Abanico: La brocha ideal para aplicar el iluminador de forma súper sutil y natural. También ayuda a eliminar el exceso de polvos o maquillaje de cualquier zona.

ZONAS DEL ROSTRO

Para rostro
  • Mofeta: La brocha todo terreno, esa que te permite aplicar texturas en crema, polvos, o líquidas. Tiene una forma plana y circular que es la clave de su versatilidad.
  • Kabuki: Es tu brocha perfecta para aplicar el maquillaje más natural, dejando un rostro suave y uniforme. Tiene el pelo tupido, corto y su cabezal es ancho.
  • Para corrector: Es fino, tipo pincel, y tiene un acabado redondeado y estrecho. Ayuda a aplicar el corrector en las zonas que requieren más precisión.
  • Colorete: Son las brochas más anchas e ideales para coloretes en polvo o crema. Gracias a su tamaño y a su forma redondeada ayudan a difuminar el colorete con pocas pasadas, fundiéndolo con la base para evitar líneas y cortes entre tonos.
Para ojos
  • sombras: se trata de un pincel de punta redondeada, fino y necesariamente con cerdas suaves para poder fundir colores creando ahumados y difuminados naturales.
  • para mezclar
  • Biselada
  • Eyeliner: ¡para pulsos de hierro! Si eres una crack con el pincel estamos seguros de que podrás crear los delineados más perfectos con el pincel de eyeliner, muy muy fino y con punta estrecha para poder crear una línea precisa.
Para labios Se caracterizan por ser muy finas, normalmente planas, y permiten aplicar tu labial con total precisión hasta la misma línea del labio o del perfilador. Es perfecto también para difuminar el perfilador creando acabados naturales y haciendo que el labio tenga un aspecto más grueso y carnoso.

Brochas ToothBrush

Se las conoce así porque tienen forma ovalada y recuerdan a un cepillo de dientes. Consiguen un acabado completamente difuminado y natural, contando con distintos tamaños para cada necesidad.

MARCAS DE BROCHAS EN NUESTRA TIENDA ONLINE

Maquilleo

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados