¿Sabías que no limpiar las brochas de maquillaje y tener una mala higiene de nuestras esponjas y pinceles de maquillaje puede desencadenar un brote de acné o hasta una infección en la piel de nuestro rostro? ¿Y que una brocha sucia puede estropear tus cosméticos favoritos haciendo que dejen de pigmentar correctamente? Por esto, es muy importante limpiar las brochas de maquillaje y mantener una rutina y frecuencia de limpieza adecuadas para que nuestras brochas estén siempre listas para su uso y nos duren mucho más tiempo en perfectas condiciones.

PASOS PARA LIMPIAR LAS BROCHAS DE MAQUILLAJE

Un usuario de Beauty Blender, compartió la foto de una esponja recién lavada tras haber decidido cortar y partir en dos su esponja. ¿Cuál fue su sorpresa? Por dentro aún había restos ocultos de su maquillaje por no limpiarlas correctamente. Lo mismo ocurre con las brochas de maquillaje. Otra mujer repitió el proceso con su esponja y descubrió una escena similar. Por ello, hemos decidido compartir nuestro truco para limpiar brochas y esponjas de maquillaje.

¿CÓMO LIMPIAR LAS BROCHAS DE MAQUILLAJE Y LOS PINCELES?

Al igual que en las esponjas y, aunque no se aprecie a simple vista, en el pelo de las brochas también pueden quedar restos de producto y suciedad. Como sabemos, las brochas son herramientas imprescindibles para conseguir que tu maquillaje quede perfecto. Por eso, es tan importante que se conserven en buen estado. Reserva un día para llevar a cabo estos pasos: 1. Para empezar, saca todas las brochas de tu estuche, neceser, incluso las que no sueles usar. Nunca se sabe cuándo vas a necesitarlas y, si llega ese momento, mejor que las tengas a punto.

2. Coloca las brochas en sentido horizontal debajo del grifo. Lo ideal es mantener el agua en caliente para que la suciedad salga mejor.

3. Con algún champú de pH neutro (nosotros te recomendamos uno como el Champú Nutritivo - Aceite de Argán de Marruecos PH Neutro), echa una gotita en la palma de la mano y frota la brocha contra ella con movimientos circulares y suaves para no romper ningún pelo. Puedes ayudarte con los dedos, e incluso con algunos de los limpiadores de brochas. Este Cactus Cleanser Limpiador de Brochas de 3ina es un limpiador de brochas de silicona con texturas diferentes que te permiten limpiar en profundidad las fibras de las brochas, tanto sintéticas como naturales. 4. Ahora, aclara con abundante agua y repite lo mismo hasta que no veamos ni un poquito de maquillaje y esté totalmente limpia. 5. Por último, cuando compruebes que los pelos tienen el mismo aspecto que cuando la compraste, elimina el exceso de agua con papel. Colócala en horizontal, en una superficie plana y déjala secar. Piensa que si se queda con el pelo hacia arriba la humedad podría filtrarse bajo el pegamento del mango y tu brocha terminaría estropeándose. Un consejo: para evitar que se deforme al secarse, procura que las cerdas se queden fuera de la superficie de apoyo. Te resultará muy fácil si la colocas en el borde o canto de una mesa, por ejemplo. 6. Repite estos pasos con todas tus brochas y ¡conseguirás una correcta higiene!

¿CÓMO LIMPIAR LAS BROCHAS DE MAQUILLAJE PARA SOMBRAS DE OJOS?

El procedimiento de este tipo de pinceles es el mismo que el que se usa para cualquier otra brocha. Estas con lavarlas una vez al mes es más que suficiente.

¿CADA CUÁNTO TIEMPO SE DEBEN LIMPIAR LAS BROCHAS DE MAQUILLAJE?

Esto va a depender de la textura del producto que nos apliquemos con la brocha. - Si usamos una base de maquillaje tan ligera como la Base de Maquillaje Infallible 24h Fresh Wear de L'Oréal Paris, lo recomendable es lavar la brocha con la que te la aplicas una vez a la semana. - Si nos aplicamos un maquillaje de polvos compactos como la Infaillible 24 Fresh To Wear Base de Maquillaje Compacto de L’Oréal Paris, el lavado de brochas debería de ser cada 15 días.

¿CÓMO LAVAR LA BEAUTY BLENDER O ESPONJA?

1. HUMEDECE LA ESPONJA

Mantén la esponja bajo agua tibia durante 30 - 60 segundos, o hasta que absorba suficiente agua. (Como alternativa, puedes colocarla en un recipiente con agua tibia durante 5 - 10 minutos). No es necesario utilizar agua con jabón, ni tampoco se necesita esperar a que el agua cambie de color antes de continuar con el siguiente paso.

2. APLICA UN POCO DE JABÓN EN LAS ÁREAS SUCIAS

Ahora sí, utiliza un jabón líquido aplicándolo directamente sobre las zonas más sucias de la esponja. Frótala en la palma de la mano, trabajándola en pequeños movimientos circulares, y muy importante: movimientos suaves para evitar que altere su forma o desgarre el material de esponja. (Realiza este procedimiento durante 60 segundos aproximadamente dependiendo de lo sucia que esté la esponja).

3. ENJUAGA LA ESPONJA

Enjuaga la esponja bajo agua tibia mientras repites los movimientos circulares del paso anterior. No quites la esponja debajo del agua hasta que todos los restos de espuma se hayan ido. Es importante enjuagar bien todo el jabón.

4. SECA LA ESPONJA

Suavemente, escurre el exceso de humedad apretando la esponja con la mano. Para ayudarte, puedes enrollar la esponja sobre toallas de papel, limpias y secas para que se seque aún más, aunque probablemente seguirá húmeda. Así que, debes dejarla en un lugar seco y se secará al aire teniendo tu esponja lista para el siguiente maquillaje.

OTRA MANERA DE LIMPIAR LAS BROCHAS DE MAQUILLAJE (BEAUTY BLENDER)

Otra técnica rápida y fácil es hacer tu propio limpiador, mezclando jabón y aceite de oliva. ¡Quedarán como nuevos!

- En un recipiente echa una cucharada de aceite de oliva sin agua y remuévelo con un poco de jabón o champú para bebés. El aceite de oliva actúa como un limpiador suave y también evita que tus pinceles y esponjas se resequen. ¡Ya tienes tu limpiador!

- Impregna la esponja con la mezcla de aceite y jabón e intenta que se empape bien. Puedes usar más aceite si es necesario. Gira la esponja hasta que toda la mezcla se quede en la esponja.

- Enjuaga la esponja con agua tibia. Utiliza movimientos circulares mientras limpias la esponja con agua, así eliminarás el exceso de aceite y todo el jabón.

- Coloca la esponja en una superficie plana. Sobre una toalla limpia para ayudarte y luego déjala en un lugar seco durante unas horas para eliminar todos los restos de humedad.

Tras lavar correctamente las esponjas, te recomendamos que la protejas con este Protector de Esponja - Blender Defender de Beauty Blender. Consiste en un soporte de silicona portable, que mantiene y protege la esponja Beauty Blender para evitar que se ensucie y puedas llevarla donde quieras. Además, la cápsula flexible e irrompible puede dar cabida a dos esponjas húmedas, permitiendo la ventilación y su secado natural.

¿CADA CUÁNTO TIEMPO SE DEBE LIMPIAR LA BEAUTY BLENDER?

Tienes que tener muy presente cuando debes limpiar tu esponja, pues es muy importante mantenerla sin suciedad. Es recomendable, limpiar tu beauty blender cada vez que lo uses. En el caso de que no puedas y lo utilices todos los días, podrías hacerlo cada dos o tres usos como mucho.

¿CUÁL ES EL MEJOR JABÓN ESPECIAL PARA BEAUTY BLENDER?

La propia marca Beauty Blender ofrece un jabón líquido especial para esta clase de esponjas. Cuenta con una fórmula poco jabonosa, que no contiene colorantes ni irrita la piel. A pesar de que tiene poca cantidad, con muy poco producto da para lavar muchas esponjas. El Blender cleanser Limpiador Líquido elimina por completo el maquillaje y la suciedad, mientras mantiene en perfecto estado la Beauty Blender. Unas brochas o pinceles de maquillaje sucios pueden dejarte bacterias en la piel cada vez que las uses. Puedes evitarlo lavándolas con frecuencia para eliminar la acumulación de restos de maquillaje. Además, si lavas tus brochas y esponjas, serán más efectivas, ya que al secarse quedan como nuevas. Si quieres saber más trucos de los nuestro te recomendamos que visites nuestros post sobre "Cómo arreglar una máscara de pestañas seca", "Cómo arreglar un pintalabios roto" o "Cómo arreglar un colorete roto". ¡Como siempre, todo lo que necesites lo podrás encontrar en nuestra tienda online Maquilleo!
Maquilleo

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados