Seguro que todas hemos escuchado hablar de los famosos primers o prebases y que son un imprescindible a la hora de un buen maquillaje, pero, ¿Sabemos realmente qué es, para qué sirve y cómo se utilizan? No os preocupéis que en este post dejaremos todo recogido para aclarar todas vuestras dudas. Vuestro próximo maquillaje ¡será perfecto!

Prebases: ¿Qué son?

Es un producto que se encarga de preparar la piel para el maquillaje o base. Se trata de un producto a medio camino entre tratamientos y maquillaje. Aplicado correctamente ayuda a alargar la duración del maquillaje y mantenerlo en perfecto estado, que es la función principal.

¿Para qué sirven?

No obstante, debido al éxito de este producto, el mercado ha evolucionado creando prebases con diferentes funciones:
  • Reducir poros
  • Controlar grasas y brillos
  • Iluminar
  • Con protección solar
  • Antioxidantes
  • Etc.
Así que solo tienes que elegir tu prebase preferida. Elige la que mejor venga a tu tipo de piel y aplícala antes de la base de maquillaje. ¡Conseguirás un acabado perfecto! También es importante saber y conocer las diferentes texturas que existen para escoger la más adecuada según el caso: Rostro con cicatrices o poros dilatados: Es ideal que elijas prebases con texturas más espesas ya que consiguen una mayor cobertura y ocultan mejor las imperfecciones. También puedes aplicar este tipo de prebase en la zona donde lo necesites (por ejemplo solo en la zona T). Pieles secas / maduras: Los primers en tipo gel viene genial para hidratar en profundidad y mantener la hidratación de la piel durante horas. Piel normal: La mayoría de las prebases para este tipo de piel son en crema. Si quieres adentrarte en el mundo de los primers y no saber cuál elegir hasta el momento, recomendamos que comiences por este tipo de prebases.

¿Cómo se aplica?

La rutina es muy sencilla. Una vez termines con tu rutina de cuidados e hidratación facial, aplica una prudente cantidad de prebase (si necesitas más luego, aplicas más) en la zona elegida - según el tipo de prebase - y extiéndela con círculos por toda la zona hasta que quede uniforme. También puedes mezclar la prebase con un poco de tu maquillaje preferido para conseguir un look natural y con buen acabado. Asimismo, no deseas utilizar luego una base de maquillaje, perfectamente puedes dejarte solo la prebase y continuar con tu rutina de belleza. Las prebases también están diseñadas para ojos y labial, de esta forma conseguiremos que nuestras sombras y labiales queden mejor sellados, evitan grietas en los labios y duren intacto mucho más tiempo.
Maquilleo

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados