Para orientarte sobre el mejor tratamiento para el acné te traemos un post que, seguro, te va a interesar. Muchas veces intentamos mejorar el aspecto de nuestra piel pero podemos confundirnos con el tratamiento por no entender el origen del problema. Por eso, queremos ayudarte a conocer bien los tipos de acné y cómo tratarlo para que estés ideal. En este blog vamos a tratar sobre los factores que causan el acné para que puedas evitar su aparición, los tipos de acné y el tratamiento según el tipo de acné que tengas. Además hablaremos de distintos productos que pueden ayudar a mejorar el aspecto de la piel tanto durante como después del ciclo del acné en la piel. ¡Sigue leyendo! Te lo contamos todo...

Factores causantes del acné

Si bien cada piel es un mundo y reacciona de forma distinta ante diferentes situaciones, el acné se crea por causas bastante similares en distintas pieles. El acné y las espinillas aparecen por la obtrucción de los poros de la piel. Los factores más comunes de la aparición de acné son:
  • Mala Higiene: no queremos decir que no haya limpieza facial en tu rutina, más bien que los pasos o los productos no son los adecuados para tu piel. No es sencillo dar con el jabón facial o el tónico perfecto, pero si tu piel es grasa hay que intentar seleccionar un gel astringente y un tónico secante.
  • Cambios hormonales: son los principales causantes del acné juvenil. La pubertad es la época en la que más cambios hormonales se producen en el cuerpo y es muy común que se refleje en la piel.
  • Medicamentos: sobretodo aquellos que contienen esteroides, anticonvulsivos, barbitúricos o litio. Pueden afectar muy negativamente a la piel.
  • Estrés: en épocas de mucho estrés, el cuerpo se resiente. Podemos experimentar pérdida del cabello y sequedad en la piel. Esta desidratación puede causar pequeños granitos.
  • Productos del cabello: ciertos productos taponan los poros y contienen siliconas que pueden engrasar el rostro. Sobretodo los peinados con flequillo pueden crear brotes de acné en la frente.

Tipos de Acné

Para aprender a tratarlo, hay que conocer perfectamente el tipo de acné al que nos enfrentamos. Porque no es lo mismo tratar acné postuloso que puntos negros o espinillas. Echa un vistazo a esta infografía para identificar tu tipo de acné, ya que te será muy útil a la hora de elegir tu tratamiento para el acné. Microquistes, espinillas cerradas (2 a 3 mm) Estos son los puntos blancos. Indican que hay acumulación de sebo, así como de bacterias P. acnes y de queratina, proteína de las células de la piel. Estos microquistes se pueden abrir y evolucionar hacia espinillas abiertas. También se pueden inflamar y convertirse en pápulas o pústulas. Espinillas abiertas (1 a 3 mm) Los denominados puntos negros. Este color se debe a la oxidación del sebo al contacto con el aire. Las espinillas se pueden expulsar espontáneamente. Rara vez se inflaman, salvo si son manipuladas. Pápulas: granos rojos inflamados (< a 5 mm) Son granos de gran grosor y con tono rojizo. Son dolorosos y calientes al tacto. Se pueden resorber o evolucionar hacia pústulas. Pústulas: granos amarillos inflamados (> a 5 mm) Granos con contenido purulento. Pueden vaciarse y resorberse, pero tienen tendencia a recidivar. Nódulos Se trata de las formas más graves de acné. Son granos gruesos inflamados redondeados, palpables en o bajo la piel. Pueden evolucionar a un absceso, en su rotura o la formación de marcas residuales.

Tratamiento para el acné según el tipo

Ahora que conoces los tipos de acné y que, probablemente, hayas identificado el tuyo, queremos ayudarte a encontrar el mejor tratamiento para el acné. No hay una ciencia exacta, porque cada piel es un mundo, pero hay ciertos ingredientes que suelen ir bien.

Tratamiento Acné leve: espinillas, puntos negros, pápulas

Para este tipo de acné vamos a utilizar productos de uso tópico. Utilizaremos exfoliantes (azufre elemental, ácido salicílico, ácido glicólico), peróxidos de benzoilo al 4, 5 y 10 por ciento, ácido azelaico y retinoides (tretinoína, isotretinoína y adapaleno)

Tratamiento Acné moderado, pápulas y pústulas

Utilizaremos también productos de uso tópico. Podemos incluir aquellos con peróxido de benzoilo, retinoides y antibióticos (fosfato y clorhidrato de clindamicina, clorhidrato de tetraciclina y eritromicina base).

Tratamiento acné severo o muy severo

En este caso es imprescindible consultar con un dermatólogo ya que los tratamientos pueden pasar desde antibióticos hasta suplementos hormonales.En casos de acné muy severo se puede plantear intervención quirúrjica. Para que puedas tenerlo siempre presente te dejamos esta infografía. Así puedes guardarla y tenerla siempre a mano.

Como eliminar las marcas de acné

Es importante tener en cuenta que no todas las cicatrices se eliminan con un tratamiento cutáneo. De hecho, las marcas de acné se pueden suavizar pero tardan en dejar de ser visibles y siempre que se trate de acné leve, no severo. Sin embargo, ciertos componentes pueden mejorar visiblemente el aspecto de las marcas de acné y reducir su visibilidad, incluso hacerlas desaparecer en caso de acné moderado.
  • Vitamina C: Mejora la apariencia de la piel igualando la pigmentación. De esta manera las marcas se hacen menos visibles al inhibir la producción de melanina. Además la vitamina C aporta luminosidad y protege contra el daño UV.
  • Niacinamida: Reduce los tonos irregulares de la piel y evita la aparición de acné. De esta manera elimina la hiperpigmentación.
  • Rosa Mosqueta: Es un aceite cicatrizante y regenerante. De este modo ayuda a que el acné no deje marca, pero hay que utilizarlo cuando la cicatriz es reciente. Mantiene la piel joven y libre de marcas.
  • Ácido Azelaico: Tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. Esto ayuda a evitar la proliferación de las bacterias causantes de acné y frenar los brotes.
Cuéntanos, ¿tienes o has tenido acné? ¿Conoces el tratamiento que mejor le sienta a tu piel? Coméntanos tus dudas y estaremos encantadas de ayudarte ;)
Maquilleo

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados