hidratar cabello

Cuidar tu cabello: Hidratar, nutrir o reparar

hidratar cabello

En primer lugar, para identificar qué cuidado necesita nuestro cabello, tenemos que saber qué le ocurre. 

Seguro que ya habéis oído hablar o leído varias veces sobre la porosidad del cabello. Lo explicamos muy brevemente para las que habéis leído este concepto por primera vez: 

La porosidad del cabello es, ni más ni menos, que la capacidad que tiene tu cabello (pelo a pelo) de absorber, o no, la hidratación. Así de fácil. 

Pero claro, ¿Cómo sabemos la porosidad de nuestro cabello? También súper fácil:

Vaso de agua transparente + Añade un par de hebras del pelo (1 o 2 pelos, puede ser del cepillo después de peinarte) + Déjalo 2 minutos. 

Tu pelo te dirá lo siguiente: 

Cabello cerca de la superficie – porosidad baja

 Esto significa que tu cabello no absorbe la suficiente hidratación.  Por lo cual, debes utilizar productos del cuidado del cabello indicados para la hidratación. 

Cabello en mitad de vaso – porosidad media:

Significa que tu cabello tiene la hidratación perfecta. El agua entra, pero no en exceso, por lo que se mantiene con la humedad perfecta. Para este tipo de cabello debes utilizar productos para el cuidado del cabello que sean hidratantes para mantener este nivel de porosidad y que esté siempre perfecto. 

Cabello en el fondo del vaso – porosidad alta:

Esto ocurre en la mayoría de los casos y se conoce como cabello seco, dañado o puntas abiertas. En este caso entra demasiada hidratación en el cabello y se encrespa. Las cutículas del cabello están muy abiertas y no retienen los productos o tratamientos aplicados. En el peor de los casos, tu cabello estará dañado y lo primero será repararlo, antes de nutrirlo y, por último, hidratarlo. 

Tras esta breve explicación seguro que te ha quedado un poco más claro los conceptos de hidratar, nutrir o reparar el cabello. No obstante, te dejamos una síntesis. 

Hidratar: es aportar el agua que el cabello necesita. Se da en cabellos con porosidad baja.

Nutrir: se trata de “alimentar” el cabello. Darle lo que necesita. Esto pasará en cabellos con porosidad alta. 

Reparar: cuando el cabello se rompe con facilidad al cepillarnos y vemos que tiene porosidad alta, es hora de raparlo, luego nutrirlo y por último hidratarlo. 

En nuestra tienda de maquillaje y cosmética online encontrarás una sección dedicada al cuidado del cabello. Desde champús sin sulfatos, acondicionadores, tratamientos o sérum para el cabello. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad